El alto coste de los incendios forestales

El alto coste de los incendios forestales

14 August 2005

publishedby www.granadadigital.com


Los costes de extinción de un incendio que ha arrasado alrededor de 20 hectáreas pueden superan los 90.000 euros, unos 4.500 euros por hectárea, entre medios aéreos y terrestres, aunque este tipo de cuantificaciones se realizan en función de las horas de trabajo y no de la superficie quemada.

“Un incendio en el que intervienen cuatro medios aéreos durante cinco horas y ocho retenes y tres vehículos auto bomba durante un día completo ronda los 90.000 euros de gasto”, señaló a Efe el subdirector del Centro Operativo del INFOCA en Granada, Juan Sánchez.

“Por ejemplo, sofocar el incendio de la Sierra de Cazorla en Jaén puede haber generado un coste de unos 3,8 millones de euros sólo en medios aéreos de extinción”, explicó Sánchez, quien añadió que mantener un hidroavión en el aire durante una hora supone un gasto de entre 3.000 y 6.000 euros.

El trabajo de los retenes origina un coste de unos 300 euros por hora a los que hay que sumar otros gastos como movilizaciones de ciudadanos realizadas por Protección Civil.

Además, todo incendio forestal implica una labor de repoblación posterior y unos daños psicológicos a la población y a terceros, como son a aquellos empresarios que hacen del turismo su forma de vida, tal y como ocurre en Cazorla.

El último incendio registrado en Granada capital, el pasado 28 de julio en Cenes de la Vega y en el que participaron cuatro técnicos, 53 especialistas, tres vehículos autobomba, 3 helicópteros y un avión, supuso un gasto de un 1,2 millones de euros “aunque el juzgado todavía no ha pedido la cuantificación exacta”, dijo Sánchez.

El subdirector del Centro Operativo del INFOCA señaló que el centro que dirige realiza informes a petición de los juzgados en los que hacen una valoración de los gastos ocasionados en un incendio para que sea la justicia la que determine la cantidad que debe pagar el responsable.

“Muchas veces es difícil esclarecer qué comportamiento ha sido una negligencia y qué un accidente”, aseguró Sánchez, quien explicó que al autor, intencionado o no, de un incendio “siempre se le remite la factura con los costes de extinción”.

Además de estos gastos, puede ocurrir que el dueño de una finca privada tenga que pagar una tasa de extinción al INFOCA por los servicios de extinción de un fuego que el propietario no ha generado “siempre y cuando no tenga un plan de prevención de incendios como obliga la Ley”.

Si el dueño cumple con los requisitos legales está exento de pagar esa tasa, que puede alcanzar como máximo los 6.000 euros, “medida con la que se intenta concienciar a los ciudadanos que tienen fincas de que sean responsables con sus tierras”.

Las zonas de monte público, aquellas que pertenecen a Ayuntamientos, están exentos del pago de esta tasa “ya que sería ilógico que se les cobrara por un servicio realizado por y para la administración”, concluyó Sánchez.


Back

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien