Nicaragua: A proteger millones de pinitos

Nicaragua: A proteger millones de pinitos

25February 2005

published by: LaPrensa


Los incendios forestales devoraron hasta la semana pasada cerca de 2,000 hectáreas de bosque en San Fernando y para las autoridades locales, departamentales y nacionales fue un acontecimiento que “tomó desprevenido a medio mundo” por el inicio temprano del período de verano.

Los sitios de bosques de pinos quemados son de árboles adultos, factor que reduce el porcentaje de daños y perjuicios a la flora y fauna de la localidad, contrario a que si ese incendio hubiese sucedido en áreas de regeneración natural que se han poblado después de los efectos de la plaga del gorgojo.

Ese es el análisis que los técnicos en el ramo y las mismas autoridades municipales de San Fernando han tomado como referencia para plantearse ahora un nuevo reto y tarea inmediata: cuidar 10 millones de plantitas de pino que conforman la gran familia de la regeneración natural de los bosques de pinos del municipio.

Javier Trejos, técnico de la Secretaría Ambiental del municipio de San Fernando, reveló que el 50 por ciento de los bosques de pinos, equivalente a las 15 mil hectáreas, fueron devorados por la plaga del gorgojo, pero las otras 15 mil hectáreas que quedaron en pie son sometidas a otros dos problemas: la explotación irracional y los incendios.

Estadísticas ofrecidas por el alcalde de San Fernando, Danilo Centeno Sevilla, indican que el 75 por ciento del territorio es parte del área protegida o reserva natural de la Cordillera Dipilto-Jalapa, donde deberá respetarse una normativa “que disminuirá en gran medida la explotación forestal. En teoría, la presión sobre el bosque —todo propiedad privada— va a disminuir”, insistió.

Centeno reconoció que en la ardua tarea de controlar el incendio forestal que arrasó unas 1,600 hectáreas de pino en el sector de La Chamuscada y La Explosión fueron un factor de apoyo fundamental los dueños de bosques, empresarios forestales de la zona y agricultores que conformaron las brigadas voluntarias de combate directo al fuego, “una fuerza humana que debemos incentivar para garantizar la existencia de los bosques y por ende del agua en esta zona”.

INICIATIVAS VIABLES

Divulgación, organización, capacitación y las coordinaciones interinstitucionales, además de la reactivación de las 24 brigadas voluntarias contra incendios forestales, forman parte de las acciones a implementar.

También se plantea la capacitación y el fortalecimiento de las relaciones con la Policía Nacional, el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), el Juez Local, el Ejército y el Instituto Nacional Forestal (Inafor) en San Fernando, todo como parte del proyecto de Prevención y Control de Incendios.

Este proyecto es financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Departamento del Interior de los Estados Unidos (DOI), en colaboración con la Comisión Centroamericana del Ambiente y Desarrollo (CCAD), que empezará a ejecutarse este mes.

Félix López, director del programa de Atención a Desastres en el Instituto para el Desarrollo (Ipade), consideró que es una muy buena experiencia que las alcaldías exoneren de los impuestos a los dueños de bosques a cambio de la vigilancia y protección de sus sitios.

El Ipade ha desarrollado en San Fernando una intensa jornada de sensibilización en las escuelas y comunidades, promoviendo la prevención de desastres como incendios forestales, inundaciones y deslizamientos; ahora con la Alcaldía se dispone a realizar un estudio de microcuencas para identificar las más afectadas y buscar alternativas de recuperación de las fuentes de agua.

Alcaldía de San Fernando, Nueva Segovia, ejecuta Plan de Prevención y Control de Incendios con mayor rigurosidad

Sinapred entrega equipos a alcaldías valorados en 10 mil dólares cada uno e inicia campaña de divulgación para la prevención de incendios

A ORGANIZARSE

Cristóbal Sequeira, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres Naturales (Sinapred), sugirió experiencias como la de Jalapa, donde el año pasado al Alcaldía levantó un censo de quiénes iban a quemar en sus parcelas, luego programó esas quemas y mandó —según calendario— brigadas preparadas para evitar que el fuego se expandiera

story by: Alina Lorío L.
Corresponsal / Nueva Segovia


Back

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien