Grandes incendios forestales arrasan Barcelona y Salamanca

Grandes incendiosforestales arrasan Barcelona y Salamanca

20June 2005

publishedby www.negocios.com


El de mayor intensidad destrozó más de 1.000 hectáreas de la Sierra de Quimalas Salamanca / Barcelona. Varios incendios de diferente intensidad arrasaron ayer grandes parques forestales en Barcelona y Salamanca. El de mayor intensidad fue el iniciado el sábado por la tarde en el término municipal de San Miguel de Robledo, en la Sierra de Quilamas (Salamanca).

El incendio arrasó más de 1.000 hectáreas de una superficie poblada de pinos y matorrales. El fuego afectó a los términos municipales de San Miguel de Robledo, Cilleros, Villanueva del Conde, Sequeros y Garcibuey.

En la extinción de este fuego trabajaron cuatro técnicos de Medio Ambiente, ocho agentes forestales, cinco cuadrillas terrestres, 10 autobombas con sus efectivos, una nodriza de Villares de la Reina, un helicóptero de coordinación y dos de extinción, dos hidroaviones de Matacán y otros tantos de carga en tierra.

Este incendio provocó que la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca declarara, en un primer momento, el nivel de gravedad 2, al existir riesgo para la población de Sequeros, aunque finalmente no fue necesaria la evacuación del municipio y a las 5.55 horas se desactivó el nivel 2 para pasar al 1.

Evacuaciones
También numerosos medios, tanto aéreos como terrestres, trabajaron durante todo el día de ayer para controlar el fuego declarado en una zona boscosa de Palma de Cervelló (Barcelona), cerca de la urbanización La Surella. El incendio obligó a desalojar a unas 150 personas de un merendero. Para la extinción de este fuego trabajaron 28 dotaciones terrestres de los bomberos de la Generalitat y tres medios aéreos: tres helicópteros bombarderos, dos avionetas de vigilancia y ataque, un helicóptero de comandancia y dos hidroaviones procedentes de Aragón y de la Comunidad Valenciana.

Mientras, en otro municipio barcelonés, Pont de Vilomara i Rocafort, un cámping fue evacuado por otro fuego, que arrasó más de 805 hectáreas de bosque y matojos, según informó la Dirección General de Emergencias y Seguridad Civil.

En este incendio trabajaron 13 medios aéreos y 38 dotaciones terrestres y se quemaron 500 hectáreas de bosque y matojos en los municipios de Pont de Vilomara i Rocafort y Talamanca, según la Dirección General de Emergencias y Seguridad.

Como medida preventiva, fue evacuado el cámping la Tatgera y se habilitó el polideportivo del municipio de Navarcles para acoger a las personas que deban permanecer desalojadas.

Además, fuerzas de seguridad recomendaron a la población del núcleo de Rocafort que no saliera de sus casas para evitar peligro de intoxicaciones por inhalación de humo.

La consellera de Interior de la Generalitat, Montserrat Tura, alertó sobre el peligro que representaban los frentes norte y este de este último incendio que llegó al término municipal de Navarcles.

Plan contra el fuego
Según explicó Tura en Navarcles, donde se trasladó para seguir de cerca los trabajos de extinción, de los cuatro frentes del incendio, dos de ellos —en el norte y este de Navarcles— “son los más peligrosos”, mientras que los otros dos “ya están controlados”.

La orografía y las adversas condiciones meteorológicas, con altas temperaturas y un índice de humedad muy bajo, dificultaron la extinción de las llamas de todos los incendios producidos.

La Dirección General de Emergencias y Seguridad Civil se vio obligada ayer a activar un plan de incendios forestales en Cataluña (Infocat) en fase de alerta como consecuencia de los incendios originados en Barcelona.


Back

Print Friendly, PDF & Email
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien