Fuego arrasó unas 18.600 hectáreas de bosque en 2010

Fuego arrasó unas 18.600 hectáreas de bosque en 2010

24 April 2011

published by www.nacion.com


Europe — Los fuegos forestales fueron más devastadores el año anterior que en el 2009: destruyeron casi 5.000 hectáreas más.

Estadísticas del Programa Nacional de Incendios Forestales, adscrito al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), mostraron que en 2010 se quemaron 18.683 hectáreas de bosque, 4.888 hectáreas más que en el año precedente.

Según estos datos, las quemas, en su mayoría (se llevaron 14.810 hectáreas), ocurrieron en lugares cercanos a áreas protegidas.

En cuanto a terrenos devastados dentro de áreas de conservación, se reportaron 3.873 hectáreas, equivalente a un 20% del área total damnificada por las llamas.

Las zonas más afectadas están en el Pacífico norte, específicamente la Región Chorotega (Guanacaste), donde hubo gran impacto en el Refugio Nacional Junquillal y los parques nacionales Santa Rosa, Guanacaste y Rincón de la Vieja.

La Reserva Biológica Lomas de Barbudal y el Parque Nacional Diriá tampoco pasaron desapercibidos por el fuego abrasivo.

“Esta zona es propicia por las características de su vegetación. Se tiene un bosque tropical seco, con árboles caducifolios (pierden sus hojas en verano) y esto hace que se cuente con ‘combustible’ en el suelo”, dijo Luis Diego Román, coordinador del Programa de Incendios Forestales del Sinac.

Iniciadores de fuego.

Entre las principales causas están: venganza, quemas agropecuarias, caza y problemas entre finqueros.

“En su mayoría son venganzas cuando algún oficial interpone una denuncia”, comentó Román.

El tiempo que tarda un terreno en recuperarse es variable –puede oscilar entre 30 y 40 años–, pero las consecuencias para la flora y la fauna son contundentes.

En los árboles, las llamas destruyen protecciones naturales y los dejan expuestos a hongos, plagas y bacterias. Y en cuanto a la fauna, pocos animales sobreviven.

Precisamente, por motivo de la Semana Santa, el Ministerio de Ambiente (Minaet) pide evitar los incendios forestales. Recomienda no quemar ningún tipo de basura u hojas, así como no lanzar cigarrillos o fósforos sin apagar.

En cuanto a las fogatas, solo deben hacerse en lugares permitidos y lejos de árboles u hojas secas. Cuando se retire, constate que aquellas queden apagadas.

Tampoco deje vidrios, ya que el Sol puede reflejarse con más fuerza y puede encender la hierba, como si fuera una lupa. Si observa un incendio forestal, llame al 9-1-1.


WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien