Los incendios de este verano llegaron a quemar 1.000 hectáreas por hora

Los incendios de este verano llegaron a quemar 1.000 hectáreas por hora

19 October 2005

published by servicios.hoy.es


El de Ibores-Villuercas devoraba cada tres segundos una superficie equivalente a un campo de fútbol, y en sólo 12 horas afectó a 12.000 hectáreas

Uno, dos y tres. Acaba de quemarse una superficie igual a la del terreno de juego del Santiago Bernabéu. Contamos otros tres segundos y ahora es devastada una extensión equivalente al césped del Nou Camp. Esa es la velocidad a la que se propagó a finales de julio pasado el incendio de Ibores-Villuercas.

Ha sido un verano que en líneas generales vio menos fuegos forestales que el anterior, pero que conoció entre el 21 y 22 de julio unos momentos terribles en pueblos como Castañar de Ibor, Navalvillar, Cañamero, Guadalupe y Alía, según el balance del Plan de Incendios Forestales (INFOEX) que hizo ayer el consejero de Desarrollo Rural, Francisco Javier López Iniesta.

En esos dos grandes incendios, el de Ibores y el de las Villuercas, ardieron 12.222 hectáreas de las que 9.564 eran superficie forestal no herbácea (y dentro de ella 5.619 hectáreas de árboles), 2.430 eran herbáceas y 233 superficie no forestal.

Los otros dos grandes fuegos que ha habido durante la época de peligro alto que va del 1 de junio al 15 de octubre pasado han sido el de Gata el 4 de julio (345 hectáreas de árboles y 325 no arboladas), y el de Alía (que se propagó a la provincia de Toledo) el 25 de agosto y que afectó a 177 hectáreas de superficie arbolada y 418 sin árboles.

12.474 has. en total

Entre esos cuatro grandes incendios sumaron 10.829 héctáreas de superficie forestal no herbácea y supusieron el 86 por cien de todo lo quemado en este período de peligro alto.

Pero hubo desde el 1 de junio otros 768 incendios forestales más, que sumados a los cuatro anteriores alcanzan la cifra final de balance de 12.474 hectáreas de superficie dañada, de las que 6.799 son arboladas.

El número de fuegos totales, 772, ha descendido notablemente respecto al año pasado en el mismo período, en el que se registraron 1.962 según dijo ayer el consejero, sin embargo el de hectáreas dañadas ha sido similar, 13.500 en 2004 (el anterior 2003 se había llegado al desastre de 40.000) y 12.474 en este.

«Terrible»

El consejero López Iniesta calificó ayer de «terrible» lo sucedido en el sudoeste de Europa, especialmente por lo de Portugal, y de «muy preocupante» lo ocurrido en Extremadura. Compareció ante la comisión de desarrollo rural de la Asamblea para explicar la evolución del Infoex.

Por su gravedad este año ha destacado la zona de Ibores-Villuercas, donde confluyeron el 21 de julio unas condiciones extremas de sequedad y viento; en el pico Villuercas llegaron a medirse humedades relativas del aire del 8 por ciento y hasta del 6 por ciento (actualmente es el 60), con una probabilidad de ignición del terreno del 96 por ciento.

En 12 horas se quemaron 12.000 hectáreas, lo que arroja una media de 1.000 hectáreas por hora (lo normal en un pastizal son 100), el equivalente a 1.333 campos de fútbol; las llamas se bastaban para cada 2,7 segundos devorar los 7.500 metros cuadrados que viene a ocupar un terreno de juego reglamentario de ese deporte.

Entre el 1 de junio y el 15 de octubre (el peligro alto no acabará hasta el 23 de octubre) se han producido 1.359 incidencias de las que algo más de la mitad, 772, fueron incendios forestales; 216 no forestales en terrenos agrícolas; 253 falsas alarmas; 102 actuaciones urbanas, y 16 en el exterior (Portugal, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Andalucía).


Back

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien