Incendios Forestales en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas

Incendios Forestales en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas 

19 August 2005

publishedby ania.eurosur.org


SEcologistas en Acción – Jaén ha realizado una primera valoración del impacto ecológico ocasionado por los incendios forestales ocurridos en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Ante esta situación realiza varias propuestas para evitar más incendios y recuperar la zona afectada.

Desde nuestra organización no queremos entrar a discutir sobre la magnitud de la superficie quemada y la idoneidad o no de los medios de extinción utilizados. En este sentido creemos que son ciertas las estimaciones que sitúan en aproximadamente 6000 has la superficie afectada por los fuegos. No obstante, debemos recordar que, aunque supone un porcentaje reducido de la superficie total del parque natural – cifrada en algo más de 214.000 has, la zona quemada es lo suficientemente extensa como para suponer un autentico desastre ecológico para las comarcas afectadas. Por desgracia no volveremos a ver los mismos bosques en la zona hasta que pasen al menos 3 ó 4 décadas. También debemos recordar que, a pesar de lo manifestado por la administración andaluza, el bosque se ha visto seriamente afectado por este incendio. Se ha perdido multitud de matorral mediterráneo, pinar, sabinas y enebros. Mucho nos tememos que en los próximos meses, contando con la pertinaz sequía que nos afecta, no veremos la milagrosa recuperación que auguran desde la Junta de Andalucía.

Nuestras propuestas:

Estamos convencidos de que un incendio forestal es un desastre imparable en el que no deben escatimarse medios para su extinción. Con el ánimo de evitar que se produzcan nuevos desastres en el futuro, creemos que debería reforzarse nuestra capacidad de prevención y reacción.

En este sentido queremos realizar una serie de propuestas de actuación que esperamos sean tenidas en cuenta para su aplicación en el futuro:

– Reforzar las acciones preventivas contra el fuego: No compartimos la opinión de quienes pregonan la necesidad de “limpiar el monte” para evitar los incendios forestales, entendiendo la “limpieza” como una radical eliminación de todo el estrato arbustivo y del matorral. El bosque no es una simple plantación ordenada de árboles, sino un complejo y rico conjunto donde el estrato arbustivo y el matorral son imprescindibles para prevenir la erosión, y constituyen el hábitat donde muchas especies de la fauna encuentran cobijo y alimento. En cambio sí creemos necesaria la realización de labores de limpieza localizada en zonas críticas donde se pueden producir estos incendios: bordes de carreteras, áreas recreativas, entorno de urbanizaciones, cortafuegos, etc.

– Cumplir la legislación en materia de eliminación de residuos forestales: También es imprescindible evitar que, una vez realizadas labores forestales como cortas, podas y resalveos, se abandonen sin más los residuos de estos trabajos. Es muy preocupante el hecho de que determinados maderistas incumplen la obligación legal de eliminar las copas y ramas, dejando en el monte un material altamente inflamable que dura muchos años. Pedimos a la Consejería de Medio Ambiente que sea contundente con esta práctica ilegal, antiecológica e insolidaria, que sólo busca el beneficio económico a costa de aumentar el peligro de incendio.

– Reforzar la especialización y profesionalidad de los equipos de extinción de incendios: Debe ampliarse la oferta formativa de los trabajadores de extinción de incendios. Además debe asegurarse la estabilidad laboral y la especialización de estos trabajadores, incluyendo entre sus labores las tareas de prevención de incendios forestales y la educación ambiental que se desarrollarían durante todo el año y no sólo en la época crítica.

– Los ayuntamientos deben tener al día sus planes de prevención de incendios forestales: En este sentido es absolutamente necesario que tengan dotación suficiente de personal y equipo técnico para la extinción de incendios forestales.

– Mantener el grado de conservación de la zona: Debe establecerse un sistema de vigilancia ambiental que evite la especulación sobre el terreno quemado. En este sentido es necesario que no se comercialice la madera quemada y que no se produzcan recalificaciones del terreno para su aprovechamiento agrícola (olivar) o turístico.

– Plan de Restauración forestal: No utilizar maquinaria pesada y favorecer la regeneración natural de las zonas con bajo riesgo de erosión. En caso de repoblaciones forestales, las especies utilizadas deben ser autóctonas: madroño, lentisco, encina, quejigo, pino salgareño, etc., de manera que los bosques futuros sean más estables y menos inflamables. Aprovechar el rebrote de árboles y arbustos y realizar plantaciones con técnicas que no supongan aterrazamientos o modificación del perfil del terreno afectado. Seria deseable contar con la colaboración de la Universidad de Jaén para que evalúe estos trabajos de restauración forestal.

– Sistema de Evaluación de actuaciones forestales: Para el seguimiento de las actuaciones de restauración será necesario un seguimiento continuo de las acciones de restauración y recuperación del hábitat por parte de la Comisión de Conservación de la Junta Rectora, reorientando las acciones en caso de que no sean satisfactorias. En este sentido, Ecologistas en Acción – Jaén solicitará una reunión extraordinaria de la Junta Rectora para que la Consejería de Medio Ambiente explique el impacto de este incendio y las labores de extinción realizadas.

Por último recordar que, desde Ecologistas en Acción – Jaén, queremos ofrecer nuestro apoyo y colaboración a los municipios afectados y a la administración ambiental encargada de desarrollar las labores de restauración y conservación de la zona incendiada. Queremos hacer llegar también nuestro reconocimiento a todos los trabajadores y voluntarios que han participado en las tareas de extinción. 


Back

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien